Celebration - 4 de noviembre de 2019

es - Oración Maya de los Cuatro Puntos Cardinales



Hacia una reconciliación con Dios, consigo mismo,
con los otros y con el Cosmos


Todos se reúnen en un círculo pueden estar de pie o sentados. En los cuatro puntos cardinales y en el centro se colocan las velas.
Este - 
Rojo 


Norte - Blanco


Centro - Azul y Verde


Oeste - Negro


Sur - Amarillo


1. Todos giramos hacia el Este, lugar de salida del sol, de la origen de la Vida (Vela Roja, el color del sol al amanecer)


Invitación :
Ahora encendemos la vela roja y nos volvemos todos hacia donde nace el sol, escucharemos el significado y luego elevaremos la vela y nuestras manos hacia Dios, origen de la vida.


Reflexión :
Del Oriente viene el amanecer, el día, la esperanza, la fuerza…. fuimos hechos sol, luz, calor, sabia y crecimiento. Representa la vida que va surgiendo : los niños tiernos, nuestras siembras que van creciendo, los animalitos pequeños. Pedimos esperanza por la vida que nace en todos sus sentidos, por los proyectos de justicia y de paz que van haciendo surgir la vida de nuestros pueblos.


Oremos :
Sol de nuestras vidas, energía original, haz brotar de nosotros el anhelo incontenible de comulgar con la vida que se entrega y no acaba, danos el coraje de defenderla en donde quiera que se vea amenazada, aun a costa de nuestra propia vida. (hacemos una reverencia)


2. Todos giramos hacia el oeste, como signo de reconciliación con la historia humana y con el cosmos (Vela negra)


Invitación :
Ahora encendemos la vela negra y nos volvemos todos hacia dónde cae el sol, tomemos conciencia de los pasos destructivos que hemos dado contra toda forma de vida, y las veces que hemos sido indiferentes cuando esta era destruida. Y luego elevaremos la vela mientras escuchamos el significado.


Reflexión :
El poniente nos recuerda el ocaso del sol, la llegada de la noche, el silencio, la intimidad, el descanso, el sueño como anticipo a la muerte. Es el color de la noche que cuando más oscura más anuncia un amanecer, es la muerte que se prepara a resucitar. Se acaba la jornada, se termina una época, se entra en la noche. Es el momento de pensar, de evaluar, de reflexionar sobre nuestras acciones. Rezamos por todas las situaciones de nuestras familias y nuestros pueblos y pedimos que amanezca, que aparezca la aurora, que resucitemos.


Oremos
Fuente de la vida, autor siempre joven de los siglos, te damos gracias por el tiempo que nos regalas para vivir, que nos permites trabajar y descansar, gastar y renovar nuestras fuerzas. Ayúdanos a dar gratis lo que gratuitamente hemos recibido, danos la oportunidad de reparar el mal que hemos causado para recrear nuestra vida, restaurar nuestra energía y volver a ser amigos tuyos, creadores contigo (hacemos una reverencia)


3. Todos giramos hacia el Norte, pidiendo perdón para aquellos que matan y comprometiéndonos con la vida (vela blanca)


Invitación :
Ahora encendemos la vela blanca, escuchemos el significado mientras nos volvemos hacia el Norte, la elevamos y oramos.


Reflexión :
Las corrientes frías del Norte causan las heladas que destruyen las cosechas. Del norte vinieron las corrientes opresoras que nos esclavizan. No aceptamos esta injusticia, pero si nos pidiesen perdón les ofreceríamos la oportunidad de restaurar juntos la creación que ha sido herida, para recuperar la justicia y su propia humanidad. Nosotros seguiremos comprometidos con la vida, la libertad y la dignidad de nuestros pueblos. Es el color de la muerte. Rezamos por nuestros hermanos y hermanas que han muerte y pedimos que cese todo aquello que sigue matando a nuestro pueblo : la pobreza, la violencia, las guerras.


Oremos
Enigma de los siglos, misterio de la historia que pareces callar ante el sufrimiento de los inocentes, que dejas a los seres humanos la responsabilidad de la historia con todos sus crímenes y sus enormes posibilidades. Danos la luz de la conciencia, la voz de la denuncia, la energía de la lucha, la fuerza de la unión, la oportunidad de contemplar la justicia y la paz besándose eternamente. (hacemos una reverencia)


4. Todos giramos hacia el Sur, que ofrece hoy un futuro de solidaridad y justicia (vela amarilla)


Invitación :
Ahora encendemos la vela amarilla, escuchamos el significado, nos volvemos hacia el sur la elevamos y oramos.


Reflexión :
El sur lugar de la abundancia, de grandes selvas y montañas, signo de abundancia y prosperidad, el viento del sur nos trae la fragancia de la esperanza para los pobres, la fuerza de los que sufren, la unión de los pequeños, la utopía de los rebeldes, el sueño de los poetas el anuncio de los profetas. Es el color del sol al medio día, cuando está en todo su esplendor. Rezamos por nuestras siembras, las madres embarazadas, los animalitos preñados, pedimos por la vida en abundancia para nuestros pueblos.,


Oremos
Utopía de todos los pueblos. Solidaridad universal. Tú que sacudes a los cobardes, despiertas a los resignados y sublevas a los pobres. Ayúdanos a crear contigo un mundo sin dueños, ni señores, ni siervos ni oprimidos. Un mundo de libertad y de dignidad, de mujeres nuevas y de hombres nuevos, ayúdanos a sembrar la semilla de un futuro justo y digno para todos. (Hacemos una reverencia)


5. Todos giramos hacia el Centro, símbolo de la Fidelidad a la unidad y a la fraternidad universal, (velas verde y azul)
Ahora encendemos las velas verde y azul, escuchamos el significado, nos volvemos hacia el centro cósmico, la elevamos y oramos.


Reflexión :
En el centro cósmico está la vida, la vida del hombre y de la mujer, de los antepasados y de los seres vivientes actuales, el verde representa la abundancia de las cosechas, el corazón de la tierra, y la azul representa el cosmos la plenitud de la vida, el corazón del cielo. Es el lugar donde se encuentran Dios y la humanidad. La mirada hacia adentro nos devuelve la conciencia hacia nosotros mismos, y la mirada hacia los hermanos nos enciende en amor y solidaridad, ahora sabemos que no estamos solos, somos muchos y vamos caminando juntos, que estamos en comunión con Dios Padre y Madre, corazón del cielo y corazón de la tierra, Dios del Cerca y del Junto. Rezamos porque todos podamos vivir en armonía, porque podamos vivir en comunión con nosotros mismos, con nuestros hermanos y hermanas y con Dios.


Oremos
Comunidad total. Tú que eres el antes y el después, el más allá y el más acá de la muerte, estréchanos en la fraternidad universal hasta que nos sintamos en la misma barca con todos los seres, en la misma aventura, en la misma casa, la gran familia el mundo nuevo.


6. Saludo de paz
Se intercambia un signo de paz, de acuerdo a la cultura – una reverencia, pétalos de flores, un signo en la frente, un abrazo.


Fuente: https://francis35.org/espanol/oracion-de-la-cruz-maya/