Information - 23 de febrero de 2018

es - El Papa Francisco en Perú Enero 2018. Unidos en la esperanza


El Papa Francisco trajo un mensaje de esperanza a la Iglesia y a todo el pueblo de Perú.


Estos días llenos de emoción, de desafíos y de llamadas a ser tod@s misioneros donde estamos… Llegó a Lima pero su deseo de ir a la periferia del país, habló por sí misma. ¡Fue una acción profética! Quería encontrarse con los pueblos amerindios de la Amazonía. Allí, en Port Maldonado, la voz de Yesica Patiachoi, habló fuerte para las comunidades amenazadas y dijo: “LE PEDIMOS QUE NOS DEFIENDA”


Los foráneos todavía invaden el territorio;


- cortadores de árboles- en el Perú se deforesta el equivalente a 40 canchas de futbol cada 90 minutos.


- buscadores de oro, las minas... por ejemplo en Cerro de Pasco 9 de 10 niños/as presentan altos niveles de plomo en el organismo, producto de la contaminación de la minería.


- compañías de petróleo - los que abren troches para abrir caminos de cemento El Papa hablo de la defensa de la tierra y de las culturas.


Dio un mensaje fuerte a cuidar la vida y enlazó con las realidades del país:


- La trata de personas y distintas formas de explotación de personas y de la tierra.


- La injusta distribución de recursos, la pobreza y falta de techo seguro,


- las familias de los desaparecidos que piden justicia, desde los años de terrorismo.


Nos llamó a ser una país, una cultura de repudio a toda forma de violencia incluyendo los numerosos casos de feminicidio. Su voz compasiva pero firme habló por l@s que no tiene voz.


Nos impresionó su humildad, su capacidad de reconocer que se puede equivocar, su ternura con los más débiles y la claridad para condenar lo que oprime y hace daño al ser humano y la Madre Tierra-nuestra Casa Común-


Francisco llamó urgentemente a cada uno de nosotr@s a combatir las injusticias sociales y a la destrucción de la naturaleza. Los cuatro días en Port Maldonado (la selva), Trujillo y Lima llenas de fe viviente, escuchando a quienes alzan su voces clamando por justicia, misericordia… Nos llama a ser portadores de luz para el mundo. Hay mucho a hacer ¡¡ahora!! 


Bernadette Donovan, hermanita de la Asunción


Para saber más:


www.nodal.am/2017


www. red eclesial pan amazónica –repam