Témoignages - 3 de enero de 2017

es - Visibilizar la falta de trabajo decente 1


Me llamo Adrián, tengo 29 años y soy militante en un equipo de la JOC de Alicante. Llevo 11 años trabajando en una empresa de animación, de monitor con niñ@s, con un contrato de obra y servicio, es decir, ese día empieza y termina mi contrato, no hay una estabilidad económica, ya que no trabajamos todos los días, son muchas horas y la responsabilidad de trabajar con niñ@s para el sueldo que cobramos. Siempre está entrando y saliendo gente, hay muy poc@s que dicen que las condiciones no les interesan ya que la mayoría son estudiantes y el trabajo lo pueden compaginar con las clases, y otr@s que llevamos más tiempo, que estamos por necesidad o comodidad.


Hace 5 años me independicé, durante 3 años pude llevarlo, compaginándolo con otros trabajos, pero empezó a haber menos trabajo y en mi empresa empeoraron las condiciones, tuve que volver a casa de mi madre.


Todo esto se vive con mucha angustia y ansiedad, porque tu proyecto de vida se ve truncado, y no toda la culpa la tienen las empresas, nosotr@s tenemos que ser capaces de quitarnos la venda de la normalidad frente a la precariedad.


Por desgracia ni mi empresa no es la única con esas condiciones de trabajo, ni yo el único que lo vive así.


Gracias a la JOC, y a las campañas que trabajamos, me he dado cuenta de muchas cosas como que el trabajo precario machaca nuestra dignidad, que el acceso a la vivienda es tardío o imposible, que debido a la pérdida de derechos sociales, los jóvenes nos hemos convertido en uno de los colectivos más vulnerables, y que muchos estudiantes se ven obligados a emigrar.