Témoignages - 14 de abril de 2017

es - Sueño con la Reagrupación Familiar


Vivat International España


Philip Okyere llegó a España hace unos años con un grupo de personas de GHANA (África). Juntos comenzaron a experimentar las dificultades de sobrevivir trabajando unas horas ilegalmente en el campo, durante tres años, con la inseguridad y el miedo de que la Policía pudiera pedirte la documentación y enviarlos al CIE. Al desconocimiento de ese trabajo y la precariedad de su situación se unía la necesidad de aprender el castellano para desenvolverse en el país y la exigencia desde su responsabilidad familiar de enviar unos euros a su esposa y ayudar a la educación de sus hijos.


En el Campo de Cartagena consiguió un Contrato laboral con el que poder decir: “ahora ya tengo “papeles” soy un trabajador inmigrante”. Pero ¿en qué consiste ese trabajo? Philip mismo nos lo cuenta:


“En mi trabajo el horario no es de 8 horas, cada día depende de la cosecha a recoger, lechugas, brócoli, patatas, coliflor, alcachofas o naranja. En ocasiones trabajamos a destajo. En el tiempo de la lechuga, nos pagan en pesetas: cada pieza cortada y empaquetada con su plástico 3 pesetas; llenar una caja de 20 de esta manera para que te paguen 60 pesetas. Al día si avanzas muy rápido puedes llenar 80 cajas lo que supone 1600 lechugas, no llega a 30 euros al día. Pero descuentan los 6 euros de transporte diarios, 2% de IRPF y 1,60% de Seguridad Social. Ya que solo se paga día trabajado y al mes nos encontramos con varios días de “descanso forzoso” no retribuido. Hay días que el jefe a través del encargado dice: ”¡Hoy hay que terminar el campo, organizaros rápido y todas las horas que sean necesarias!”. A veces echamos entonces hasta doce pero en nómina solo hay ocho, sin horas extraordinarias. Contemplar así el trabajo resulta explotador ya que no se tiene en cuenta la persona.


El tiempo de plantación resulta muy duro. Cada bandeja tiene 1315 ”matitas“ de lechuga a poner en tierra durante una hora en los surcos, teniendo en cuenta la distancia prevista y si hay personas que no llegan en ese tiempo se las despide sencillamente … “Mañana no vengas…” En esta empresa además no tenemos vacaciones pagadas ni pagas extras. Cada día al atardecer tengo que llamar a la oficina para preguntar : ¿Mañana hay trabajo? ¿ A qué hora sale la camioneta? Bien sea de la empresa o de un compañero. Si está muy lejos salimos a las 6 de la mañana para empezar a las 8.En la época de la naranja tienes que saber cortar bien, vamos llenando cajas, y llevándolas al camión, las pesan, 20 kilos y cuentan 1,20 euros por caja.


La Ley de extranjería es injusta, para solicitar la reagrupación familiar exige unas nóminas que no consigues trabajando en el campo ya que es un trabajo discontinuo. Además hay que tener en cuenta el alquiler de la vivienda, esposa y tres hijos. Es imposible, a lo largo del año no superas los 900 o los 1200 euros según los meses. No quiero perder la esperanza pero se me hace muy duro ver que el tiempo va pasando y mi jornal no me permite comenzar los trámites.”


La política familiar no tiene en cuenta esta realidad y al escuchar a Philip nos viene al corazón lo establecido en los Derechos Humanos :


Nº 23 1-Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo y a la protección contra el desempleo.3- Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana y que sea completada, en caso necesario, por cualesquiera otros medios de protección social.


Nº 24 Toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas.


Además según recuerda Angel Soler, presidente de CCOO, enhttp://www.publico.es/sociedad/explotados-paraiso.html “el trabajo a destajo está prohibido desde 1980, cuando se publicó el Estatuto de los Trabajadores. La empresa debe garantizarles el salario mínimo”.


¿Cuando será posible? ¿Cambiaran algún día las Leyes? ¿Tendrán en cuenta que todos somos personas?