Liturgie - 4 de marzo de 2017

es - Rezamos con el pueblo de la RD Congo


Eucaristía en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen. Sevilla (España)


El papa Francisco en la oración del Angelus del 19 de febrero nos decía :


“Lamentablemente continúan llegando noticias de enfrentamientos violentos y brutales en la región del Kasai Central de la República Democrática del Congo. Siento con fuerza el dolor por las víctimas, especialmente por muchos niños sacados de las familias y la escuela para ser usados como soldados. Esta es una tragedia, los niños-soldado. Aseguro mi cercanía y mi oración, también al personal religioso y humanitario que trabaja en esa difícil región ; y renuevo un sentido llamamiento a la conciencia y a la responsabilidad de las autoridades nacionales y de la Comunidad internacional, para que se tomen decisiones adecuadas y tempestivas para ayudar a estos hermanos y hermanas nuestros. Recemos por ellos y por todas las poblaciones que también en otras partes del continente africano y del mundo sufren por causa de la violencia y de la guerra.( …) Recemos por las víctimas, por los heridos y los familiares. Recemos ardientemente para que cada corazón endurecido por el odio se convierta a la paz, según la voluntad de Dios”.


Respondiendo a esta invitación del papa vamos en esta eucaristía a tener presente al pueblo de la República Democrática del Congo que sufre mucho y desde hace mucho tiempo la violencia.


La Cuaresma es el tiempo de prepararnos para celebrar la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor. Cristo es el Justo ajusticiado. Presentemos hoy en nuestra Eucaristía a tantos inocentes sufrientes del Congo y de tantos lugares del mundo.


Ese paño que hemos colocado a los pies del altar es en el que las madres llevan a sus hijos a la espalda. Ellas son signo de la vida y de la alegría de este pueblo, a pesar de todo.


Preces :
1. Por los niños, las mujeres. Por todas las víctimas de la violencia ejercida sobre los pequeños y los indefensos. Por los habitantes del este del Congo que no conocen la paz desde hace más de 30 años. Por los de Kasaï (un región en el centro del país) que ha vivido sucesos graves de violencia en estas últimas semanas.


2. Por el Padre Vincent Machozi, asuncionista, asesinado en el este del Congo hace ahora un año por defender los derechos de su pueblo.


3. Por los misioneros y misioneras, por todos los trabajadores humanitarios que acompañan y alivian a los que sufren en el Congo y por todo el mundo.


4. Por los gobernantes del Congo, por los que tienen el poder militar, político, económico. Para que pongan su poder y autoridad al servicio del bien común, en particular, al servicio de los pobres.


5. Por nosotros y nosotras, para que el Señor cambie nuestro corazón y nos enseñe a vivir como hermanos con todos los pueblos de la tierra.


Hermanitas de la Asunción. Sevilla