Divers - 12 de septiembre de 2016

es - Editorial septiembre 2016

¿Por qué la ONU ha inscrito la “Educación de calidad” como uno de los 17 objetivos al 2030, en vistas del Desarrollo Sostenible (ODS) ?
El desarrollo sostenible ha sido definido por las Naciones Unidas como un “desarrollo que satisface las necesidades de la generación presente, sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades”.
Pasar de un desarrollo económico que es depredador a un desarrollo sostenible necesita, pues, de un profundo cambio. No se trata solamente de encontrar soluciones técnicas a los problemas ambientales, recuerda el Papa Francisco en la Encíclica “Laudato Si” sino de generar un cambio de paradigma, y este cambio necesita motivaciones y un camino educativo. 
Una educación –continúa el Papa-, que contribuya a un cambio de mentalidad respecto de ser humano, que no es “señor” del universo sino administrador responsable. La superación del paradigma consumista e individualista reinante sólo puede venir de una conversión profunda en nuestra manera de pensar, de sentir y de actuar. La Educación bajo todas sus formas : escolar, comunitaria, ambiental, etc., puede ser una espacio importante en la gestación de este cambio y en la experimentación de nuevas formas de cohabitación y convivencia, de trabajo y producción, de ocio y diversión. 
El gran pedagogo brasileño Paulo Freire decía : “alfabetizarse es aprender no a repetir palabras, sino a decir su palabra” y “decir la palabra verdadera es transformar al mundo”. La palabra es una representación de la realidad, de nosotros mismos, de lo que soñamos para el porvenir.
Es pues, indispensable interrogarnos sobre la palabra que decimos, que enseñamos y que aprendemos. Una palabra que, en vez de transmitir modelos a repetir de maneras cada vez más sofisticadas, permite emerger otros modelos posibles que favorezcan la vida para todos, y la protejan.

Hna. Ana Senties r.a.
Secretariado internacional de Educación
Editorial septiembre 2016