News - 17 de junio de 2015

es - Río de la Pasión (Guatemala)

VICARIATO APOSTÓLICO DE PETÉN
Ante el ecocidio del río La Pasión
COMUNICADO
(VEMOS QUE LA CREACIÓN ENTERA SUFRE
CON DOLORES DE PARTO; Rm 8,22)

Ante los recientes sucesos de contaminación ocurridos en el río La Pasión, los cuales han producido una elevada mortandad de la fauna local, la contaminación de su cauce y un gran impacto en la población que depende del mismo, el Vicariato Apostólico de Petén quiere expresar a través de este comunicado su solidaridad con todo el municipio de Sayaxché y las demás comunidades afectadas y manifestar su preocupación.
Ya en el año 2000 la iglesia de Petén en su carta pastoral “El Grito de la Selva en el año jubilar” expresaba casi de manera profética –a raíz de lo sucedido- su inquietud ante el tema:

La belleza y riqueza de los lagos y lagunas se está convirtiendo en cloacas y vertederos de los deshechos humanos, aguas negras y tóxicos químicos, donde priman intereses económicos y silencios políticos. Estamos agotando las fuentes de la vida
Un verdadero ecocidio se está´ dando en el departamento contra la fauna, la flora y la misma población humana, ya que las mayorías pobres sufren las graves consecuencias condenadas a vivir en condiciones de extrema pobreza. Estamos cortando la rama donde estamos parados.

El Papa Francisco en su encíclica “Laudato Si” la cual verá la luz el próximo jueves 18 nos recuerda que las fuentes de agua dulce suministran los sectores sanitarios, agropastorales e industriales (LS 28) invitándonos a todos/as ante el desafío ecológico a una profunda reflexión: estas situaciones provocan los gemidos de la hermana tierra que se unen a los gemidos de los abandonados de este mundo, con un lamento que reclama de nosotros otra ruta. (LS 53); cuando se propone una visión de la naturaleza como objeto de lucro e interés, esto tiene graves consecuencias para la sociedad. (LS 82) y recordando que la creación del mundo como regalo divino no está subordinada a la propiedad privada sino al destino universal de los bienes (LS 93), o dicho de otra forma y con otras palabras: el río es de todos y para todos.

Por todo ello el Vicariato Apostólico de Petén pide a las autoridades competentes:

• Que se esclarezcan las responsabilidades sobre lo sucedido poniendo medios para que no vuelva a repetirse en un futuro.
• Que con la ayuda de expertos se haga todo lo necesario para restablecer la salud del cauce del río La Pasión así como la vida de todo el ecosistema que posibilita.
• Que se vea la forma más justa y racional de compensar o rehabilitar a los más afectados. Este punto nos parece de vital importancia.
• Que se garanticen los suministros de agua potable a toda la población.
• Que se posibiliten y garanticen los mecanismos de higiene y salubridad necesarios para que el impacto del suceso dañe lo menos posible a la población.
• Es importante que en el diálogo con la población se busque la forma de ayudarla, no de dividirla, buscando en todo momento el bien común y respondiendo de forma especial a las necesidades de los más pobres y vulnerables.

Dado en ciudad de Flores, Petén, Guatemala
a los dieciséis días del mes de Junio del año dos mil quince.

Parroquia de San Antonio de Padua, Sayaxché
Pastoral Social VAP Enrique Sáez Palazón -Vicario de pastoral-