News - 20 avril 2015

fr - La tierra, nuestro hogar

Nuestro modo de vida basado en el consumo y que tiene como horizonte el crecimiento económico produce sufrimiento a nuestro planeta y a los seres humanos. Produce injusticia y provoca daños al medio ambiente. Dos consecuencias de una misma realidad. Tan estrechamente vinculadas que ya no podemos pensar la una sin la otra.

Injusticia y daños del medio ambiente que dificultan la Vida, toda la Vida, pero que se ensañan sobre todo con las de los más pobres.

Poner el crecimiento como objetivo nos encandila. No es el crecimiento-cualquier crecimiento- lo que nos garantiza una vida mejor, sino la redistribución justa para una vida digna para todos/as, para todo.

La Tierra, nuestro hogar, está viva, dice la Carta de la Tierra. Que lo siga estando depende de nuestras opciones de producción y consumo. La situación de nuestro planeta, el desamparo de nuestra sociedad suele conmovernos. Sería necesario que, además, nos moviera a actuar en la convicción de que no podemos continuar con nuestros hábitos. Que no podemos vivir equiparando desarrollo y crecimiento. Que no podemos vivir ignorando el principio de realidad de que lo que existe, es finito.

En la convicción de que necesitamos aprender, recuperar, inventar, recrear una nueva persona capaz de habitar la tierra de manera diferente : vivir con un corazón compasivo y una mente cooperativa.

Pilar Trillo
2015/04