News - 9 de febrero de 2013

es - Acogida de las declaraciones de Obama

LCWR es la Asociación de responsables de Congregaciones de Mujeres Religiosas Católicas en los Estados Unidos. La conferencia está compuesta por 1.500 miembros, que representan más del 80% de las 57.000 mujeres religiosas en los Estados Unidos. Fundada en 1956, acompaña a sus miembros para llevar adelante colaborativamente su servicio de liderazgo para llevar adelante la Misión del Evangelio en el mundo actual.  


DECLARACION a propósito de las Declaraciones del Presidente sobre las Propuestas de Reforma de los Estatutos sobre Inmigración

[Silver Spring, MD] La Conferencia de Mujeres Religiosas (LCWR), acogemos la propuesta bipartita de los Senadores Schumer (D-NY), McCain (R-AZ), Durbin (D-IL), Graham (R-SC), Menendez (D-NJ), Rubio (R-FL), Bennet (D-CO) y Flake (R-AZ) y la del grupo del Presidente Obama, para trabajar con el Congreso sobre el maltrecho sistema americano de inmigración.

El grupo de trabajo del Senado y los principios declarados en el discurso del Presidente Obama en Las Vegas, dieron esperanza a nuestros hermanos y hermanas inmigrantes y auguraron que los valores de la identidad nacional que hoy son desestimados, volverán a florecer.

Aplaudimos los planes, que esperamos pronto se conviertan en leyes, para trazar un camino real y realizable para 11 millones de personas que actualmente están indocumentadas, incluyendo a los “DREAMers”(*); fijar el sistema de visas de la inmigración y reunir a las familias separadas; proteger los derechos de todos los trabajadores y promover la integración de los recién llegados.

Sin embargo, también constatamos que en el grupo de trabajo del Senado, hay mucho que mejorar. Falta restaurar el debido proceso de protección, perdido en 1996, en la Reforma de la Inmigración Ilegal y el Acta de la Responsabilidad de los Inmigrantes, que no tienen en cuenta las causas profundas de la inmigración, que incluyen la pobreza, el conflicto y la persecución que provocan que las personas abandonen sus tierras. Nuestra preocupación abarca también la necesidad de pactar por la seguridad de las fronteras, que amenaza el bloqueo real al paso de los inmigrantes.

Como mujeres de fe, tomamos en serio la llamada del evangelio a acoger a los extranjeros y velar por l@s necesitad@s. Las hermanas católicas comenzaron a venir a estas tierras, hace 286 años, como los inmigrantes, para servir a estas poblaciones. Actualmente continúan trabajando por estos “aspirantes” a ciudadanos, a nivel de las escuelas y hospitales, en el campo y en las ciudades. En su asamblea nacional LCWR 2012, “pidieron al Congreso que hiciera una reforma integral, que incluyera la reunificación de las familias y un paso hacia la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados que viven en los Estados Unidos”.

Janet Mock, CSJ, directora ejecutiva de la Conferencia de Religiosas mujeres (LCWR), reafirmó la intención de la asamblea “Seguimos comprometidas para conseguir una reforma integral sobre la inmigración en 2013 y deseamos trabajar con la administración y con los senadores y representantes políticos para que se realicen estos objetivos”.


Contacto: Sister Annmarie Sanders, IHM – LCWR Directora de Comunicaciones
 301-588-4955 (despacho) – asanders@lcwr.org
 301-672-3043
 30 de Enero de 2013-02-01

(*) Dream Act es una propuesta bipartisan al Congreso USA para el derecho de ciudadania a estudiantes imigrantes.