Themes - 12 de mayo de 2011

es - JUSTICIA, PAZ e INTEGRIDAD DE LA CREACIÓN: UNA LLAMADA EN EL CENTRO DE LA MISIÓN DE LAS HERMANITAS DE LA ASUNCIÓN

JUSTICIA Y PAZ:
UNA LLAMADA EN EL CENTRO DE LA MISIÓN
DE LAS HERMANITAS DE LA ASUNCIÓN

“Descálzate porque esta tierra es sagrada” (Ex.3.5)
La dimensión Justicia, Paz e Integridad de la Creación, nos hace entrar humildemente en la tierra sagrada de los empobrecidos y excluidos.

Desde el origen de la Congregación, en el siglo XIX, la Justicia y la Paz están en el centro de la Misión de las Hermanitas de la Asunción.

Etienne Pernet y Antoinette Fage, nuestros Fundadores, conocieron el sufrimiento humano de los más pobres de su época, la familia obrera y percibieron el mal que causaba su pobreza.

Les causas:
Los obreros eran considerados como piezas de las máquinas a las que estaban encadenados.

Las consecuencias:
Una población mal alimentada, con viviendas muy precarias, destrozada por la tuberculosis y las epidemias de cólera.

Una pobreza que tenía varios nombres: miseria económica, social, cultural, psicológica y de identidad. Una pobreza que dificultaba las relaciones humanas y desintegraba la familia.

ERA EL TIEMPO
de la maduración de la encíclica
Rerum Novarum (1891 – Papa León XIII), con la cual

la Iglesia denunciaba:

las condiciones inhumanas del trabajo. Los trabajadores percibían un salario injusto. No eran propietarios de los medios de producción.

la Iglesia anunciaba la necesidad de:

- promover asociaciones de trabajadores, el salario justo y la participación de los trabajadores en la propiedad, en la administración y en la distribución de los beneficios.

-  estimular al Estado a proteger los derechos, sobre todo los derechos de los trabajadores y de la familia y comprometerse para que los pobres tuvieran los medios de subsistencia.

ERA EL TIEMPO
del nacimiento del catolicismo liberal y social, el principio del sindicalismo y del movimiento obrero, del socialismo, del marxismo y del estallido del anticlericalismo popular.

Nacían obras e instituciones para responder a la misión de proteger la fe de los obreros y de rehacer la sociedad.

“He visto allí – en la familia obrera – miserias que a penas conocía de nombre”
Etienne Pernet AA

“Me duele el dolor de los demás…”

“Jesús, muéstrame a los pobres y correré hacia ellos con un corazón verdaderamente fraterno”
Antoinette Fage

¿QUÉ HACER ANTE ESTA MISERIA?

Etienne y Antoinette conocían las corrientes de su época.

Eran sensibles

• al lugar particular de la familia en la sociedad y en el plan de Dios,

• a la agrupación de las personas, de las familias y de las fraternidades.

Su originalidad consistió
en dar una respuesta evangélica
a partir de lo cotidiano de la vida de la familia obrera.

VIVIR EN SEGUIMIENTO DE JESÚS…

Que vino a habitar entre nosotr@s,
vivió pobre,
trabajó con sus manos,
anunció la Buena Nueva,
a través de las realidades más
sencillas: el pan, el agua, la luz,
el cuidado de los enfermos, de la
vida y de la muerte.

(Regla de Vida de las Hermanitas de la Asunción, Nº 18)

En el origen de la Vocación de las Hermanitas de la
Asunción, hubo la llamada

a dar testimonio
del Amor del padre en medio de los pobres, los obreros y sus familias, mediante una presencia atenta, a través de gestos sencillos de servicio.

a rehacer
el tejido de las relaciones en la familia.

a rehacer un pueblo para Dios
los grupos de fraternidades son una malla de la red que une a las personas entre sí, para experimentar más amistad, confianza, solidaridad, justicia, paz y para superar las desigualdades y las opresiones de toda suerte.

HOY
continuamos anunciando a Jesucristo, Servidor y Salvador, en medio de las familias obreras, los empobrecidos y excluidos,

para que sepan que son hijos de Dios
y reaviven su esperanza,
como miembros de la comunidad mundial.

Como en el pasado,
estamos invitadas a ser solidarias con hombres y mujeres en su realidad, en 21 países.

Intentamos comprender junt@s,
la vida cotidiana a la luz de la historia social, política, económica, cultural y religiosa de sus países. Juntos, intentamos avanzar por caminos alternativos de justicia, paz e integridad de la creación.

1975
Dado el aumento de injusticias que recaían en los empobrecidos,
En el CAPÍTULO GENERAL hicimos la opción de:

• continuar nuestro camino de encarnación y proximidad,
• profundizar nuestro compromiso por la Justicia y la Paz.

Era la época de la encíclica “Evangelii Nuntiandi” del Papa Pablo VI.

La Iglesia anunciaba la necesidad de:
• garantizar la justicia social mediante la opción preferencial por los pobres.
• apoyar a cada país en su propio desarrollo.
• controlar las políticas y las prácticas de las multinacionales.

1981

En la nueva redacción de la Regla de Vida afirmamos:

“Viviendo en medio de los pobres de diversas naciones, descubrimos el peso de la dominación de unas y la dependencia de otras y las desigualdades sociales y económicas.
Medimos las consecuencias del hambre, del paro, de la violencia, de la emigración…
Denunciamos estas situaciones.
Juntas y con ell@s intentamos crear o recrear relaciones entre las personas, las familias y los grupos…
Con ell@s, buscamos caminos de justicia y de paz (R V 146 y 147).

Era la época de la encíclica “Laborem Exercens” del Papa Juan Pablo II

La Iglesia anunciaba la necesidad de:

• priorizar la mano de obra por encima del capital,
• afirmar el derecho de los trabajadores a promover asociaciones para defender sus intereses,
• estimular a los propietarios para ejercer su responsabilidad social y promover el empleo y el salario justo,
• considerar el valor del trabajo de los inmigrantes, lo mismo que el de los demás trabajadores.

1987

EL CAPÍTULO GENERAL
• adoptó como orientación “escoger la vida” y como prioridad “la Paz, fruto de la Justicia”.

• decidió crear el Secretariado Justicia y Paz.

Esta misión fue confiada a Sr. Rose Marie Chaine.
Cada Provincia/Región fue invitada a crear una Comisión Justicia y Paz, según la realidad local.
El Secretariado Justicia y Paz, por medio de Sr. Rose Marie Chaine, despertó en la Congregación una sensibilidad sobre las grandes cuestiones mundiales y sus repercusiones en lo cotidiano de los pueblos empobrecidos, como la gran cuestión de la deuda externa.

Era la época de las encíclicas Sollicitudo Rei Sociales (1987) y Centesimus Annus (1991) del papa Juan Pablo II

La Iglesia anunciaba la necesidad de:
• Reafirmar el derecho de todos y todas a vivir con dignidad y justicia.
• Promover la voluntad política de crear mecanismos justos para el bien común de toda la humanidad.
• Disminuir/anular la deuda externa.
• Desarrollar instituciones para el control de la producción de las armas, la reducción de su comercio y el reglamento de los conflictos.
• Planificar el desarrollo para respetar los recursos de la naturaleza.
• Desarrollar instituciones para orientar la economía mundial para el bienestar común.

1993

EL CAPÍTULO GENERAL

• expresó la urgencia misionera de “ir más lejos” en el compromiso por la Justicia y la Solidaridad”

• confió a las provinciales y delegadas regionales, la responsabilidad de integrar la dimensión Justicia y Paz en la animación de la misión en la provincia/región.

A petición del Capítulo General, el Secretariado Justicia y Paz adquiere una dimensión internacional, con la participación de Sr. Susanne Lachapelle (USA), de Sr. María del Carmen Cubilla (Argentina) y de Sr. Paula Duchateau (Bélgica) con la coordinación de Sr. Rose Marie Chaine.

Desde 1992 a 1998, el Secretariado Internacional Justicia y Paz, tuvo dos encuentros de delegadas de las Comisiones Provinciales JP.

1999

EL CAPÍTULO GENERAL

Afirmó
que el compromiso Justicia y Paz es parte integrante de nuestra misión, porque es la consecuencia de nuestro seguimiento de Jesucristo.

Precisó
la misión del Secretariado Internacional y su estructura.

Confió
al Secretariado Internacional, la responsabilidad de vincular a la Congregación con una ONG reconocida por la ONU, para que los excluidos sean escuchados allí donde se analizan las grandes cuestiones que tienen un impacto sobre el porvenir del mundo y de los pueblos empobrecidos.

En 2000, el Consejo General nombró a Sr. Irene Bailey, Coordinadora del Secretariado Internacional Justicia y Paz. Sr. Marie Gervasi (USA), Sr. Hilda Coronado (Colombia) y Sr. Maguy Bossaert (Francia) integraron el equipo.

Sr. Micaela de Wilde fue la persona de referencia del Consejo General.

Después, Sr. M. Victoria Vallés (España) reemplazó a Maguy Bossaert.

Diciembre 2001,

después de la búsqueda realizada por el Secretariado Internacional Justicia y Paz, el CONSEJO GENERAL decidió vincularnos a la ONG de la orden de S. Agustín, reconocida en el DPI de la ONU.

Participamos con ellos en la campaña para la erradicación del hambre y de la pobreza en el marco de los Objetivos del Milenio para el desarrollo.

2005

EL CAPÍTULO GENERAL

Definió
que la integridad de la Creación y la Cultura de la Paz y de la No Violencia, son una de las orientaciones de la Congregación para los próximos años.

Decidió
• incluir en el nombre del secretariado Internacional Justicia y Paz, la expresión “Integridad de la Creación”, JPIC.

• Abrir a las Congregaciones de la Familia de la Asunción la participación en el secretariado Internacional.

Reafirmó
• la importancia de continuar el camino con la ONG de la Orden de S. Agustín en la ONU.

Integró nuevos acentos
• la acción con los inmigrantes, los desplazados, los sin papeles, los refugiados y las víctimas del tráfico humano.
• la acción solidaria en red con otras organizaciones.
• el intercambio de iniciativas y experiencias entre comunidades.

Propuso a la Congregación:
• profundizar nuestra comprensión teológica, bíblica y espiritual de la Justicia, la Paz e Integridad de la Creación.
• engendrar una cultura de la Paz y la No Violencia, para contribuir al bienestar de la humanidad y de la creación.
• desarrollar las dimensiones femeninas de ternura, atención a la vida y reconciliación en las relaciones entre nosotras, con los demás y con nuestra “Madre Tierra”.

Julio 2006

• El Consejo General organizó una Sesión Internacional con la participación de las Congregaciones de la Familia de la Asunción, sobre el tema: “La Integridad de la Creación y la Cultura de la No Violencia”

• Las Religiosas de la Asunción decidieron en Capítulo General, ser parte integrante del Secretariado Internacional JPIC.

Septiembre 2006

el Consejo General nombró a Franca Sessa, coordinadora del Secretariado. Sr. Marie Gervasi, Sr. Hilda Coronado, Sr. M. Victoria Vallés hicieron parte del equipo. Sr. Irene Bailey fue la persona de referencia del Consejo General.

El Secretariado Internacional Justicia, Paz e Integridad de la Creación tiene su sede en Via Della Pineta Sacchetti, 55 – Roma.

Junio 2007

El Secretariado Internacional Justicia, Paz e Integridad de la Creación, presentó al Consejo de Congregación una propuesta pedagógica a través de un Plan de Formación. Las personas con las que estamos en sintonía, podrán participar en este plan, para tejer itinerarios de Paz.

El CONSEJO DE CONGREGACIÓN decidió que

• La Cultura de la Vocación y la Cultura de la Paz son una dinámica de revitalización para todas las Comunidades.
• Un miembro del secretariado Internacional Justicia, Paz e Integridad de la Creación y un miembro de la Comisión Internacional de la Pastoral de las Jóvenes y de las Vocaciones, elaborarán un programa de formación que ayude a integrar las dimensiones “cultura de la Paz y cultura de la Vocación”, tomando como puerta de entrada la Cultura de la Vocación.

La Misión del Secretariado Internacional JPIC

Consolidar, en coordinación con el Consejo General, la dimensión Justicia y Paz, vivida por nuestras hermanas en su realidad de inserción, en solidaridad con las personas y las familias y con las organizaciones que intentan hacer nacer una sociedad según el proyecto de Dios.

Proponer a la Congregación, tomar posiciones comunes, cuando la vida está amenazada.

Estar en relación permanente con las comisiones provinciales, para acoger y analizar las realidades y hacer circular las informaciones.

Favorecer la comprensión de los problemas sociales, de los sistemas políticos y económicos, sus repercusiones en la vida del planeta, en los empobrecidos y en sus familias.

Estimular la integración en nuestra vida de los aspectos bíblicos, teológicos, espirituales y de la enseñanza social de la Iglesia, que subtienden la dimensión de Justicia, Paz e Integridad de la Creación.

Incitar la coherencia en nuestra vida: Vivir personalmente, en comunidad y en Congregación, la justicia que deseamos para tod@s.

Buscar en solidaridad con otras Congregaciones religiosas, asociaciones y redes internacionales, alternativas a las políticas neo-liberales: “Otro mundo es posible”

Organizar entre dos Capítulos Generales, una Sesión Internacional para los miembros de las Comisiones JPIC.

Campos de Acción

En la realidad de inserción:

Compartimos
cotidianamente la vida, las espe-ranzas y los sufrimientos de las personas y de las familias de los barrios populares y marginados, en su difícil realidad de parados, inmigrantes, desplazados, sin papeles y refugiados.

Participamos
En su búsqueda de mejores condiciones de vida, de espacios más humanos, de relaciones de solidaridad y de compartir la fe.

Con redes, ONG, grupos y colectivos

Buscamos
alternativas para actuar sobre las causas del hambre, de la movilidad de los pueblos y del tráfico humano.

Apoyamos
políticas de desarrollo duradero, la soberanía alimenticia, el comercio responsable y las leyes
justas para los acuerdos económicos.

La organización

La Comunidad Apostólica es el lugar privilegiado donde vivimos la dimensión Justicia, paz e Integridad de la Creación. Reconocemos que este eje fuerte, desde el capítulo de 1987, hace parte para siempre, de nuestra manera de expresar hoy el carisma y es parte integrante de nuestra vocación tal como la entendemos hoy.

Una hermana nombrada
en la comunidad, en colaboración con las Comisiones Provinciales, está atenta a recordar que la dimensión PJIC está en el centro de la llamada evangélica.

Su papel es el de favorecer
• momentos de relectura, para descubrir la dimensión JPIC en la misión cotidiana.
• estar atenta a las comunicaciones que llegan del secretariado Internacional y de la Comisión Provincial y mantener despierto el interés de las hermanas para ello.
• motivar a la comunidad para la lectura del Boletín JPIC y del Pain de Chez Nous (páginas amarillas), proponiendo sus contenidos mediante diversas modalidades.
• motivar a las hermanas a ser solidarias y a participar en los acontecimientos a un nivel más amplio, en Congregación o con otras personas o grupos.
• suscitar momentos de oración comunitaria en torno a la dimensión JPIC.
• hacer remontar lo que vive la comunidad a la Comisión provincial JPIC.

Las Comisiones provinciales JPIC,
en diálogo con el secretariado Internacional, son el canal para:
• sostener y articular la misión de las comunidades,
• para vehicular un análisis correcto de los aconteci-mientos del mundo,
• para inter-actuar con otras organizaciones JPIC y Redes a nivel regional, nacional e internacional.

El acompañamiento de las Comisiones provinciales JPIC se hace por los miembros del secretariado Internacional, según el criterio del sector geográfico o de la lengua, mediante evaluaciones semestrales e intercambios por Internet.
En varios países, laic@s y miembros de las Congregaciones de la Familia de la Asunción, hacen parte de las comisiones JPIC.

El Secretariado Internacional se encuentra dos veces al año, durante 10 días. Informaciones, intercambios y reflexiones se hacen por Internet.

LA COMUNICACIÓN

Existen algunos canales de comunicación

-  Pain de Chez Nous, una vez al mes,

-  Boletín JPIC, una vez al año,

-  Página Web
(www.assomption-psa.org)

DESAFÍOS…SIGNOS DE ESPERANZA

• Profundizar la espiritualidad que sostiene la dimensión JPIC en la perspectiva de la cultura de la Vocación y la cultura de la Paz.

• Suscitar o intensificar la participación en redes.

PROFUNDIZAR LA ESPIRITUALIDAD

“Escoger la vida, cultivar la paz…de la Cultura de la Vocación a la Cultura de la Paz…”

• Cada llamada está vinculada directamente a la historia de la humanidad. Se convierte en proyecto: contiene en sí mismo opciones y comportamientos, una manera de ser en la vida. La llamada es vocación a la Vida.

• La opción a favor de la Justicia, la Paz y la Integridad de la Creación es una respuesta a nuestra vocación, tal como la entendemos hoy, a la luz de los últimos capítulos generales.

• La cultura de la vocación, que nos hace escoger la vida sin cesar, como don recibido de Dios en lo cotidiano, y la cultura de la paz, una de las modalidades por las que se concreta nuestra opción por la vida, en cuanto a nosotras y los que nos rodean, son indisociables.

Estamos invitadas a pasar sin cesar de la cultura de la vocación, como fuente, a la cultura de la paz, como uno de los frutos de esta fuente, don de Dios.

UNA FORMACIÓN JPIC EN DIFERENTES NIVELES

o Integrar la dimensión JPIC en la formación inicial y permanente.
o Actualizar de manera permanente la formación de los miembros del Secretariado Internacional y de las Comisiones JPIC.

Algunos aspectos a considerar:
 relación entre fe y vida: la dimensión JPIC es inherente a la opción de fe evangélica.
 iniciación a la cultura de la vocación y a la cultura de la paz, no violencia activa.
 conocimiento de la enseñanza social de la Iglesia.
 Iniciación al liderazgo mediante una metodología adecuada a la misión JPIC – apertura al trabajo en red.

TEJER REDES DE PARTENARIADO

Somos una Congregación Internacional. Entre nosotras hay potencial y energía para tejer la red JPIC.

El papel del Secretariado Internacional consiste en animar a las Comisiones JPIC para motivar a las comunidades a tejer relaciones entre sí en la Provincia, entre Provincias, Inter-Asunción e Intercongregación.

Redes de Partenariado donde estamos presentes:

EL FORO SOCIAL MUNDIAL

o El Foro Social Mundial es una fuerza de presión indepen-diente de los Organismos Institucionales. Nació en Brasil en enero de 2001.

o Su existencia es un mensaje lanzado al Foro Económico Mundial en Davos. Es un grito al mundo entero, de que es urgente y posible un nuevo orden social. El mundo no pertenece solo al imperialismo neoliberal….

o La voz de los sin voz puede escucharse ahora a través del movimiento creciente de encuentros nacionales, internacionales, e intercontinentales. Estos encuentros reúnen a mujeres, indígenas, pequeños productores, campesinos, jóvenes, obreros, inmigrantes, grupos religiosos y culturales, organizados en foro, para escuchar sus experiencias, aprender unos de otros, gritar su sufrimiento y analizar sus causas, vehicular alternativas y alimentar la esperanza.

Lo que encuentra su voz en el FSM es la mundialización de la resistencia que nace en la base. “¡Otro mundo es posible!”.

En los países donde existe, hay que animar la participación de nuestras comunidades a los grupos vinculados al FSM.

AEFJN – AFRICA – EUROPE – FAITH AND JUSTICE NETWORK –
Red Fe y Justicia, África-Europa.

AEFJN es una red internacional basada en la fe, impulsada por 44 Institutos religiosos y misioneros católicos que trabajan en África y en Europa. Desde 1988, trabaja para promover relaciones económicas equitativas entre África y Europa.

AEFJN está dirigido por un Comité Ejecutivo, con sede en Roma, elegido por los miembros de los Institutos de la Red. Un Secretariado Internacional, con sede en Bruselas, coordina las actividades de la Red y actúa como defensor a nivel de las Instituciones Europeas, a favor de relaciones más equitativas entre África y Europa.

Grupos de religiosos(as) y laicos de diferentes países de África y Europa, forman las Antenas de AEFJN. Representan las preocupaciones de AEFJN a nivel nacional.

Los Representantes de cada Instituto miembro, integran los objetivos en la dimensión de Justicia, Paz e Integridad de la Creación de sus Institutos y los representan en la Asamblea General de AEFJN.

La Misión de AEFJN

Como cristianos(as) y misioneros(as), motivados por nuestra fe y por la doctrina social de la Iglesia, estamos presentes donde se toman las decisiones políticas referentes a las relaciones económicas entre África y Europa.

Como ciudadanos(as), pleiteamos a nivel de los que toman las decisiones políticas nacionales y de las Instituciones europeas, para influenciar positivamente las decisiones de la Unión Europea que podrían perjudicar a los pueblos africanos.

Como red, transmitimos a nuestros miembros, las informaciones sobre las injusticias estructurales, incrustadas en las políticas europeas y que perjudican a África. Mediante las redes de nuestras comunidades y relaciones personales, nos unimos a otros grupos de Iglesia, lo mismo que la comunidad nacional e internacional de la sociedad civil, para hacer avanzar una causa común: la construcción de un mundo basado en el respeto, el amor y la justicia.

Las prioridades de AEFJN son:

o los Acuerdos de Partenariado Económico (APE)

o los derechos a la soberanía Alimenticia

o el acceso a los medicamentos (SIDA y malaria)

o la anulación de la Deuda Externa

o el control de las Armas

Las Hermanitas de la Asunción somos miembros fundadores de la Red. Franca Sessa es miembro del Comité Ejecutivo en Roma y 9 HA participan directamente en las antenas en Inglaterra, Irlanda, Francia, España, Portugal e Italia. Es urgente implicar en esta causa común a nuestras comunidades de Europa, en unión con las comunidades del Congo y Madagascar.

ONU – ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS

OBJETIVOS DE LA ONU

o Mantener la Paz y la Seguridad Internacional.

o Fomentar las relaciones de amistad entre las naciones,

o Contribuir a la cooperación internacional para los problemas internacionales y para el desarrollo y el respeto de los derechos Humanos,

o Ser el eje central que armonice los esfuerzos de las naciones.

ESTRUCTURA DE LA ONU:

o La Asamblea General
o El Consejo de Seguridad
o El Consejo Económico y Social (Ecosoc)
o El Consejo de Administración Fiduciario
o La Corte Internacional de Justicia
o El Secretariado General

¿POR QUÉ LAS ONG SON NECESARIAS A LA ONU?
Son una fuerza de:
o representatividad de los pueblos de la sociedad civil
o apoyo en la búsqueda de los Derechos Humanos
o promoción del desarrollo de todos y todas
o protección del Planeta

¿DÓNDE ESTÁN LAS ONG EN LA ESTRUCTURA DE LA ONU?

Están asociadas

o al Departamento de Información Pública (DPI)
El DPI depende del Secretariado General. Es un órgano de información sobre los asuntos tratados por la ONU. Esto favorece la integración de las ONG en los problemas y asuntos que conciernen su misión.

o Al Consejo Económico y Social (Ecosoc) como Organismo de carácter consultivo.

El Ecosoc

 examina los asuntos internacionales de carácter económico y social y tiene un papel fundamental en la cooperación internacional para el desarrollo.

 consulta las ONG y mantiene así, una relación vital entre la ONU y la Sociedad Civil.

 mantiene órganos subsidiarios como: las Comisiones de los derechos Humanos, del Desarrollo Social, de la Condición de la Mujer, del Desarrollo Duradero…

En la formulación de las políticas y de las acciones en cada campo específico, las Comisiones Ecosoc dependen de la experiencia vivida en el terreno, de la visibilidad del testimonio y del aporte de las ONG que trabajan en los países en desarrollo.

¿DONDE JUEGAN UN PAPEL EN LA ONU, LAS ONG DE LAS CONGREGACIONES RELIGIOSAS?

Por su misión en la educación, la salud, la organización comunitaria, la preservación del medio ambiente, la emigración, la justicia, la paz, los derechos humanos, etc., las ONG de las Congregaciones Religiosas juegan un papel importante

A nivel local:
• Con las personas perjudicadas
• En red, con otras ONG y organizaciones
• Acerca del Gobierno del país para que respete los acuerdos y las leyes a nivel Nacional, Internacional y de las naciones Unidas.

A nivel global:
• acerca de las diferentes sedes de la ONU, especialmente en Nueva York, Ginebra, París y Roma.
• acerca de los Comités Preparatorios y de las Cumbres, si tienen un Estatuto consultivo en Ecosoc.

A nivel sistémico: Pueden influenciar a los Delegados de los Gobiernos en la ONU para:

• promover políticas equitativas
• apoyar los proyectos equitativos
• suscitar y establecer la igualdad de relaciones de género
• promover el desarrollo en el respeto de los pueblos
• promover la paz y la armonía
• construir un mundo sostenible

Desde el año 2001, las Hermanitas de la Asunción hemos hecho un buen camino con la ONG de la Orden de S. Agustín, reconocida en el DPI de la ONU. Hemos conocido los objetivos y la organización de la ONU.

En 2008, reafirmamos que nuestra misión está en consonancia con los objetivos de las Naciones Unidas para los derechos, la paz y el desarrollo equitativo de los pueblos. Reconocemos también que las Naciones Unidas son un Foro importante para colaborar con muchos otros en el mundo, que comparten estos objetivos. Constatamos que es a nivel del Consejo Económico Social que los empobrecidos deben aumentar su espacio de visibilidad. En este Consejo podemos ser solidarias con las acciones de otros grupos. Esto es posible por medio de una ONG reconocida por ECOSOC.

Con las búsquedas emprendidas, el Secretariado Internacional Justicia y Paz ha tomado contacto con la ONG Vivat. Ha sido creada por las dos congregaciones del Verbo Divino, masculina y femenina. Vivat integra también cinco congregaciones religiosas y nos ofrece hacer un camino de integración progresiva.

Los objetivos de VIVAT son:
• estar al servicio de las personas y de los pueblos empobrecidos y apoyar sus esfuerzos para tener más dignidad, libertad y bienestar;

• promover los derechos humanos, el desarrollo equitativo, la comprensión y la armonía entre los pueblos, las culturas, las clases sociales y las religiones;

• Promover la ecología duradera, proteger la biodiversidad y la preservación de la riqueza del Planeta para las futuras generaciones.

VIVAT es reconocida por Ecosoc. Se dispone a apoyarnos para presentar a Ecosoc, informes a partir de las realidades de nuestra misión. El Secretariado Internacional Justicia, Paz e Integridad de la Creación y nuestras hermanas de las comunidades de la Provincia de los Estados Unidos, preparan un Informe sobre la realidad de los inmigrantes en este país.

Siguiendo los pasos de Etienne Pernet y de Antoinette Fage, deseamos ser sensibles, hoy

 al lugar particular de la familia en la sociedad y en el plan de Dios,
 a la agrupación de las personas, familias y fraternidades,
 A dar una respuesta evangélica a partir de lo cotidiano de la vida, atentas a las corrientes de nuestra época.

“Iréis a todas partes, porque en todas partes hay pobres…La Hermanita es misionera…tanto más porque debe vivir en medio de los pobres”. (Etienne Pernet, Com. Constituciones, 24.4.1890 y 7.6.1894)

“Juntas somos enviadas a los que en el mundo, no tienen ni voz ni influencia, para que nuestros actos “hablen Jesucristo”, Buena Nueva anunciada a los pobres” (RV.9)

Roma, Mayo de 2008

Secretariado Internacional Justicia, Paz e Integridad de la Creación
Hermanitas de la Asunción
Via Della Pineta Sacchetti, 55 – I 00167 Roma
sijpic.psaroma@virgilio.it – www.assomption-psa.org

 

JUSTICIA Y PAZ:
UNA LLAMADA EN EL CENTRO DE LA MISIÓN
DE LAS HERMANITAS DE LA ASUNCIÓN
 
“Descálzate porque esta tierra es sagrada”(Ex.3.5)
La dimensión Justicia, Paz e Integridad de la Creación, nos hace entrar humildemente en la tierra sagrada de los empobrecidos y excluidos.
 
Desde el origen de la Congregación, en el siglo XIX, la Justicia y la Paz están en el centro de la Misión de las Hermanitas de la Asunción.
 
Etienne Pernet y Antoinette Fage, nuestros Fundadores, conocieron el sufrimiento humano de los más pobres de su época, la familia obrera y percibieron el mal que causaba su pobreza.
Les causas:
Los obreros eran considerados como piezas de las máquinas a las que estaban encadenados.
 
Las consecuencias:
Una población mal alimentada, con viviendas muy precarias, destrozada por la tuberculosis y las epidemias de cólera.
 
Una pobreza que tenía varios nombres: miseria económica, social, cultural, psicológica y de identidad. Una pobreza que dificultaba las relaciones humanas y desintegraba la familia.
 
 
 
ERA EL TIEMPO
de la maduración de la encíclica
Rerum Novarum (1891 – Papa León XIII), con la cual
 
la Iglesia denunciaba:
 
las condiciones inhumanas del trabajo. Los trabajadores percibían un salario injusto. No eran propietarios de los medios de producción.
 
la Iglesia anunciaba la necesidad de:
 
- promover asociaciones de trabajadores, el salario justo y la participación de los trabajadores en la propiedad, en la administración y en la distribución de los beneficios.
 
- estimular al Estado a proteger los derechos, sobre todo los derechos de los trabajadores y de la familia y comprometerse para que los pobres tuvieran los medios de subsistencia.
 
 
ERA EL TIEMPO
del nacimientodel catolicismo liberal y social, el principio del sindicalismo y del movimiento obrero, del socialismo, del marxismo y del estallido del anticlericalismo popular.
 
Nacían obras e institucionespara responder a la misión de proteger la fe de los obreros y de rehacer la sociedad.
 
 
 
 
 
 
 
“He visto allí – en la familia obrera – miserias que a penas conocía de nombre”
Etienne Pernet AA
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
“Me duele el dolor de los demás…”
 
“Jesús, muéstrame a los pobres y correré hacia ellos con un corazón verdaderamente fraterno”
Antoinette Fage
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
¿QUÉ HACER ANTE ESTA MISERIA?
 
Etienne y Antoinette conocían las corrientes de su época.
 
Eran sensibles
 
· al lugar particular de la familia en la sociedad y en el plan de Dios,
 
· a la agrupación de las personas, de las familias y de las fraternidades.
 
Su originalidad consistió
en dar una respuesta evangélica
a partir de lo cotidiano de la vida de la familia obrera.
 
 
 
 
VIVIR EN SEGUIMIENTO DE JESÚS…
 
Que vino a habitar entre nosotr@s,
vivió pobre,
trabajó con sus manos,
anunció la Buena Nueva,
a través de las realidades más
sencillas: el pan, el agua, la luz,
el cuidado de los enfermos, de la
viday de la muerte.
 
 
(Regla de Vida de las Hermanitas de la Asunción, Nº 18)
 
 
 
 
 
 
En el origen de la Vocación de las Hermanitas de la
Asunción, hubo la llamada
 
a dar testimonio
del Amor del padre en medio de los pobres, los obreros y sus familias, mediante una presencia atenta, a través de gestos sencillos de servicio.
 
a rehacer
el tejido de las relaciones en la familia.
 
a rehacer un pueblo para Dios
los grupos de fraternidades son una malla de la red que une a las personas entre sí, para experimentar más amistad, confianza, solidaridad, justicia, paz y para superar las desigualdades y las opresiones de toda suerte.
 
HOY
continuamos anunciando a Jesucristo, Servidor y Salvador, en medio de las familias obreras, los empobrecidos y excluidos,
 
 
 
 
para que sepan que son hijos de Dios
y reaviven su esperanza,
como miembros de la comunidad mundial.
 
 
Como en el pasado,
estamos invitadas a ser solidarias con hombres y mujeres en su realidad, en 21 países.
 
Intentamos comprender junt@s,
la vida cotidiana a la luz de la historia social, política, económica, cultural y religiosa de sus países. Juntos, intentamos avanzar por caminos alternativos de justicia, paz e integridad de la creación.
 
 
 
1975
Dado el aumento de injusticias que recaían en los empobrecidos,
En el CAPÍTULO GENERAL hicimos la opción de:
 
· continuar nuestro camino de encarnación y proximidad,
· profundizar nuestro compromiso por la Justicia y la Paz.
 
Era la época de la encíclica “Evangelii Nuntiandi” del Papa Pablo VI.
 
La Iglesia anunciaba la necesidad de:
· garantizar la justicia social mediante la opción preferencial por los pobres.
· apoyar a cada país en su propio desarrollo.
· controlar las políticas y las prácticas de las multinacionales.
 
 
 
 
1981
 
 
En la nueva redacción de la Regla de Vida afirmamos:
 
“Viviendo en medio de los pobres de diversas naciones, descubrimos el peso de la dominación de unas y la dependencia de otras y las desigualdades sociales y económicas.
Medimos las consecuencias del hambre, del paro, de la violencia, de la emigración…
Denunciamos estas situaciones.
Juntas y con ell@s intentamos crear o recrear relaciones entre las personas, las familias y los grupos…
Con ell@s, buscamos caminos de justicia y de paz (R V 146 y 147).
 
 
Era la época de la encíclica “Laborem Exercens” del Papa Juan Pablo II
 
La Iglesia anunciaba la necesidad de:
 
· priorizar la mano de obra por encima del capital,
· afirmar el derecho de los trabajadores a promover asociaciones para defender sus intereses,
· estimular a los propietarios para ejercer su responsabilidad social y promover el empleo y el salario justo,
· considerar el valor del trabajo de los inmigrantes, lo mismo que el de los demás trabajadores.
 
 
 
 
1987
 
 
EL CAPÍTULO GENERAL
· adoptó como orientación “escoger la vida” y como prioridad “la Paz, fruto de la Justicia”.
 
· decidió crear el Secretariado Justicia y Paz.
Esta misiónfue confiada a Sr. Rose Marie Chaine.
Cada Provincia/Regiónfue invitada a crear una Comisión Justicia y Paz, según la realidad local.
El Secretariado Justicia y Paz,por medio de Sr. Rose Marie Chaine, despertó en la Congregación una sensibilidad sobre las grandes cuestiones mundiales y sus repercusiones en lo cotidiano de los pueblos empobrecidos, como la gran cuestión de la deuda externa.
 
Era la época de las encíclicas Sollicitudo Rei Sociales (1987) y Centesimus Annus (1991) del papa Juan Pablo II
 
La Iglesia anunciaba la necesidad de:
 Reafirmar el derecho de todos y todas a vivir con dignidad y justicia.
 Promover la voluntad política de crear mecanismos justos para el bien común de toda la humanidad.
 Disminuir/anular la deuda externa.
 Desarrollar instituciones para el control de la producción de las armas, la reducción de su comercio y el reglamento de los conflictos.
 Planificar el desarrollo para respetar los recursos de la naturaleza.
 Desarrollar instituciones para orientar la economía mundial para el bienestar común.
 
 
 
1993
 
EL CAPÍTULO GENERAL
 
· expresó la urgencia misionera de “ir más lejos” en el compromiso por la Justicia y la Solidaridad”
 
· confió a las provinciales y delegadas regionales, la responsabilidad de integrar la dimensión Justicia y Paz en la animación de la misión en la provincia/región.
 
A petición del Capítulo General, el Secretariado Justicia y Paz adquiere una dimensión internacional,con la participación de Sr. Susanne Lachapelle (USA), de Sr. María del Carmen Cubilla (Argentina) y de Sr. Paula Duchateau (Bélgica) con la coordinación de Sr. Rose Marie Chaine.
 
 
Desde 1992 a 1998, el Secretariado Internacional Justicia y Paz, tuvo dos encuentros de delegadas de las Comisiones Provinciales JP.
 
1999
 
EL CAPÍTULO GENERAL
 
Afirmó
que el compromiso Justicia y Paz es parte integrante de nuestra misión, porque es la consecuencia de nuestro seguimiento de Jesucristo.
 
Precisó
la misión del Secretariado Internacional y su estructura.
 
Confió
al Secretariado Internacional, la responsabilidad de vincular a la Congregación con una ONG reconocida por la ONU, para que los excluidos sean escuchados allí donde se analizan las grandes cuestiones que tienen un impacto sobre el porvenir del mundo y de los pueblos empobrecidos.
 
En 2000, el Consejo General nombró a Sr. Irene Bailey, Coordinadora del Secretariado Internacional Justicia y Paz. Sr. Marie Gervasi (USA), Sr. Hilda Coronado (Colombia) y Sr. Maguy Bossaert (Francia) integraron el equipo.
Sr. Micaela de Wilde fue la persona de referencia del Consejo General.
 
Después, Sr. M. Victoria Vallés (España) reemplazó a Maguy Bossaert.
 
Diciembre 2001,
 
después de la búsqueda realizada por el Secretariado Internacional Justicia y Paz, el CONSEJO GENERALdecidió vincularnos a la ONG de la orden de S. Agustín, reconocida en el DPI de la ONU.
 
Participamos con ellos en la campaña para la erradicación del hambre y de la pobreza en el marco de los Objetivos del Milenio para el desarrollo.
 
 
2005
 
EL CAPÍTULO GENERAL
 
Definió
que la integridad de la Creación y la Cultura de la Paz y de la No Violencia, son una de las orientaciones de la Congregación para los próximos años.
 
Decidió
· incluir en el nombre del secretariado Internacional Justicia y Paz, la expresión “Integridad de la Creación”, JPIC.
 
· Abrir a las Congregaciones de la Familia de la Asunción la participación en el secretariado Internacional.
 
Reafirmó
· la importancia de continuar el camino con la ONG de la Orden de S. Agustín en la ONU.
 
Integró nuevos acentos
· la acción con los inmigrantes, los desplazados, los sin papeles, los refugiados y las víctimas del tráfico humano.
· la acción solidaria en red con otras organizaciones.
· el intercambio de iniciativas y experiencias entre comunidades.
 
Propuso a la Congregación:
· profundizar nuestra comprensión teológica, bíblica y espiritual de la Justicia, la Paz e Integridad de la Creación.
· engendrar una cultura de la Paz y la No Violencia, para contribuir al bienestar de la humanidad y de la creación.
· desarrollar las dimensiones femeninas de ternura, atención a la vida y reconciliación en las relaciones entre nosotras, con los demás y con nuestra “Madre Tierra”.
 
 
Julio 2006
 
 
· El Consejo General organizóuna Sesión Internacional con la participación de las Congregaciones de la Familia de la Asunción, sobre el tema: “La Integridad de la Creación y la Cultura de la No Violencia”
 
· Las Religiosas de la Asunción decidieron en Capítulo General, ser parte integrante del Secretariado Internacional JPIC.
 
 
 
 
Septiembre 2006
 
el Consejo General nombróa Franca Sessa, coordinadora del Secretariado. Sr. Marie Gervasi, Sr. Hilda Coronado, Sr. M. Victoria Vallés hicieron parte del equipo. Sr. Irene Bailey fue la persona de referencia del Consejo General.
 
 
El Secretariado Internacional Justicia, Paz e Integridad de la Creacióntiene su sede en Via Della Pineta Sacchetti, 55 – Roma.
 
 
 
Junio 2007
 
El Secretariado Internacional Justicia, Paz e Integridad de la Creación,presentó al Consejo de Congregación una propuesta pedagógica a través de un Plan de Formación. Las personas con las que estamos en sintonía, podrán participar en este plan, para tejer itinerarios de Paz.
 
El CONSEJO DE CONGREGACIÓN decidióque
 
· La Cultura de la Vocación y la Cultura de la Paz son una dinámica de revitalización para todas las Comunidades.
· Un miembro del secretariado Internacional Justicia, Paz e Integridad de la Creación y un miembro de la Comisión Internacional de la Pastoral de las Jóvenes y de las Vocaciones, elaborarán un programa de formación que ayude a integrar las dimensiones “cultura de la Paz y cultura de la Vocación”, tomando como puerta de entrada la Cultura de la Vocación.
 
La Misión del Secretariado Internacional JPIC
 
Consolidar, en coordinación con el Consejo General, la dimensión Justicia y Paz, vivida por nuestras hermanas en su realidad de inserción, en solidaridad con las personas y las familias y con las organizaciones que intentan hacer nacer una sociedad según el proyecto de Dios.
 
Proponer a la Congregación, tomar posiciones comunes, cuando la vida está amenazada.
 
Estar en relación permanentecon las comisiones provinciales, para acoger y analizar las realidades y hacer circular las informaciones.
 
Favorecerla comprensión de los problemas sociales, de los sistemas políticos y económicos, sus repercusiones en la vida del planeta, en los empobrecidos y en sus familias.
 
Estimularla integración en nuestra vida de los aspectos bíblicos, teológicos, espirituales y de la enseñanza social de la Iglesia, que subtienden la dimensión de Justicia, Paz e Integridad de la Creación.
 
Incitar la coherencia en nuestra vida: Vivir personalmente, en comunidad y en Congregación, la justicia que deseamos para tod@s.
 
Buscaren solidaridad con otras Congregaciones religiosas, asociaciones y redes internacionales, alternativas a las políticas neo-liberales: “Otro mundo es posible”
 
Organizarentre dos Capítulos Generales, una Sesión Internacional para los miembros de las Comisiones JPIC.
 
 
Campos de Acción
 
En la realidad de inserción:
 
Compartimos
cotidianamente la vida, las espe-ranzas y los sufrimientos de las personas y de las familias de los barrios populares y marginados, en su difícil realidad de parados, inmigrantes, desplazados, sin papeles y refugiados.
 
Participamos
En su búsqueda de mejores condiciones de vida, de espacios más humanos, de relaciones de solidaridad y de compartir la fe.
 
 
Con redes, ONG, grupos y colectivos
 
Buscamos
alternativas para actuar sobre las causas del hambre, de la movilidad de los pueblos y del tráfico humano.
 
Apoyamos
políticas de desarrollo duradero, la soberanía alimenticia, el comercio responsable y las leyes
justas para los acuerdos económicos.
 
 
 
La organización
 
 
La Comunidad Apostólica es el lugar privilegiado donde vivimos la dimensión Justicia, paz e Integridad de la Creación. Reconocemos que este eje fuerte, desde el capítulo de 1987, hace parte para siempre, de nuestra manera de expresar hoy el carisma y es parte integrante de nuestra vocación tal como la entendemos hoy.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Una hermana nombrada
en la comunidad, en colaboración con las Comisiones Provinciales, está atenta a recordar que la dimensión PJIC está en el centro de la llamada evangélica.
 
 
Su papeles el de favorecer
 momentos de relectura, para descubrir la dimensión JPIC en la misión cotidiana.
 estar atenta a las comunicaciones que llegan del secretariado Internacional y de la Comisión Provincial y mantener despierto el interés de las hermanas para ello.
 motivar a la comunidad para la lectura del Boletín JPIC y del Pain de Chez Nous (páginas amarillas), proponiendo sus contenidos mediante diversas modalidades.
 motivar a las hermanas a ser solidarias y a participar en los acontecimientos a un nivel más amplio, en Congregación o con otras personas o grupos.
 suscitar momentos de oración comunitaria en torno a la dimensión JPIC.
 hacer remontar lo que vive la comunidad a la Comisión provincial JPIC.
 
 
Las Comisiones provinciales JPIC,
en diálogo con el secretariado Internacional, son el canal para:
 sostener y articular la misión de las comunidades,
 para vehicular un análisis correcto de los aconteci-mientos del mundo,
 para inter-actuar con otras organizaciones JPIC y Redes a nivel regional, nacional e internacional.
 
 
 
El acompañamiento de las Comisiones provinciales JPICse hace por los miembros del secretariado Internacional, según el criterio del sector geográfico o de la lengua, mediante evaluaciones semestrales e intercambios por Internet.
En varios países, laic@s y miembros de las Congregaciones de la Familia de la Asunción, hacen parte de las comisiones JPIC.
 
 
El Secretariado Internacionalse encuentra dos veces al año, durante 10 días. Informaciones, intercambios y reflexiones se hacen por Internet.
 
 
 
LA COMUNICACIÓN
 
 
Existen algunos canales de comunicación
 
 
 
- Pain de Chez Nous, una vez al mes,
 
- Boletín JPIC, una vez al año,
 
- Página Web
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
DESAFÍOS…SIGNOS DE ESPERANZA
 
· Profundizar la espiritualidad que sostiene la dimensión JPIC en la perspectiva de la cultura de la Vocación y la cultura de la Paz.
 
· Suscitar o intensificar la participación en redes.
 
 
PROFUNDIZAR LA ESPIRITUALIDAD
“Escoger la vida, cultivar la paz…de la Cultura de la Vocación a la Cultura de la Paz…”
 
 
 
 
  • Cada llamada está vinculada directamente a la historia de la humanidad. Se convierte en proyecto: contiene en sí mismo opciones y comportamientos, una manera de ser en la vida. La llamada es vocación a la Vida.
 
  • La opción a favor de la Justicia, la Paz y la Integridad de la Creación es una respuesta a nuestra vocación, tal como la entendemos hoy, a la luz de los últimos capítulos generales.
 
  • La cultura de la vocación, que nos hace escoger la vida sin cesar, como don recibido de Dios en lo cotidiano, y la cultura de la paz, una de las modalidades por las que se concreta nuestra opción por la vida, en cuanto a nosotras y los que nos rodean, son indisociables.
 
  Estamos invitadas a pasar sin cesar de la cultura de la vocación, como fuente, a la cultura de la paz, como uno de los frutos de esta fuente, don de Dios.
 
UNA FORMACIÓN JPIC EN DIFERENTES NIVELES
 
o Integrar la dimensión JPIC en la formación inicial y permanente.
o Actualizar de manera permanente la formación de los miembros del Secretariado Internacional y de las Comisiones JPIC.
 
Algunos aspectos a considerar:
relación entre fe y vida: la dimensión JPIC es inherente a la opción de fe evangélica.
iniciación a la cultura de la vocación y a la cultura de la paz, no violencia activa.
conocimiento de la enseñanza social de la Iglesia.
Iniciación al liderazgo mediante una metodología adecuada a la misión JPIC – apertura al trabajo en red.
 
 
TEJER REDES DE PARTENARIADO
 
 Somos una Congregación Internacional. Entre nosotras hay potencial y energía para tejer la red JPIC.
 
 
El papel del Secretariado Internacional consiste en animar a las Comisiones JPIC para motivar a las comunidades a tejer relaciones entre sí en la Provincia, entre Provincias, Inter-Asunción e Intercongregación.
 
 
Redes de Partenariado donde estamos presentes:
 
EL FORO SOCIAL MUNDIAL
 
o El Foro Social Mundial es una fuerza de presión indepen-diente de los Organismos Institucionales. Nació en Brasil en enero de 2001.

FSM 2007 - Nairobi

 

 

 

 
 


o Su existencia es un mensaje lanzado al Foro Económico Mundial en Davos. Es un grito al mundo entero, de que es urgente y posible un nuevo orden social. El mundo no pertenece solo al imperialismo neoliberal….
 
o La voz de los sin voz puede escucharse ahora a través del movimiento creciente de encuentros nacionales, internacionales, e intercontinentales. Estos encuentros reúnen a mujeres, indígenas, pequeños productores, campesinos, jóvenes, obreros, inmigrantes, grupos religiosos y culturales, organizados en foro, para escuchar sus experiencias, aprender unos de otros, gritar su sufrimiento y analizar sus causas, vehicular alternativas y alimentar la esperanza.
 
Lo que encuentra su voz en el FSM es la mundialización de la resistencia que nace en la base. “¡Otro mundo es posible!”.
 
En los países donde existe, hay que animar la participación de nuestras comunidades a los grupos vinculados al FSM.
 
 
 
 
AEFJN – AFRICA – EUROPE – FAITH AND JUSTICE NETWORK –
Red Fe y Justicia, África-Europa.
 
 
AEFJN es una red internacional basada en la fe, impulsada por 44 Institutos religiosos y misioneros católicos que trabajan en África y en Europa. Desde 1988, trabaja para promover relaciones económicas equitativas entre África y Europa.
 
 
AEFJN está dirigido por un Comité Ejecutivo, con sede en Roma, elegido por los miembros de los Institutos de la Red. Un Secretariado Internacional, con sede en Bruselas, coordina las actividades de la Red y actúa como defensor a nivel de las Instituciones Europeas, a favor de relacionesmás equitativas entre África y Europa.
 
 
Grupos de religiosos(as) y laicos de diferentes países de África y Europa, forman las Antenas de AEFJN. Representan las preocupaciones de AEFJN a nivel nacional.
 
 
Los Representantes de cada Instituto miembro, integran los objetivos en la dimensión de Justicia, Paz e Integridad de la Creación de sus Institutos y los representan en la Asamblea General de AEFJN.
 
 
 
 
 
La Misión de AEFJN
 
Como cristianos(as) y misioneros(as), motivados por nuestra fe y por la doctrina social de la Iglesia, estamos presentes donde se toman las decisiones políticas referentes a las relaciones económicas entre África y Europa.
 
Como ciudadanos(as), pleiteamos a nivel de los que toman las decisiones políticas nacionales y de las Instituciones europeas, para influenciar positivamente las decisiones de la Unión Europea que podrían perjudicar a los pueblos africanos.
 
Como red, transmitimos a nuestros miembros, las informaciones sobre las injusticias estructurales, incrustadas en las políticas europeas y que perjudican a África. Mediante las redes de nuestras comunidades y relaciones personales, nos unimos a otros grupos de Iglesia, lo mismo que la comunidad nacional e internacional de la sociedad civil, para hacer avanzar una causa común: la construcción de un mundo basado en el respeto, el amor y la justicia.
 
 
 
Las prioridades de AEFJN son:
 
o los Acuerdos de Partenariado Económico (APE)
 
o los derechos a la soberanía Alimenticia
 
o el acceso a los medicamentos (SIDA y malaria)
 
o la anulación de la Deuda Externa
 
o el control de las Armas
 
Las Hermanitas de la Asunción somos miembros fundadores de la Red. Franca Sessa es miembro del Comité Ejecutivo en Roma y 9 HA participan directamente en las antenas en Inglaterra, Irlanda, Francia, España, Portugal e Italia. Es urgente implicar en esta causa común a nuestras comunidades de Europa, en unión con las comunidades del Congo y Madagascar.
 
 
ONU – ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS
 
OBJETIVOS DE LA ONU
 
o Mantener la Paz y la Seguridad Internacional.
 
o Fomentar las relaciones de amistad entre las naciones,
 
o Contribuir a la cooperación internacional para los problemas internacionales y para el desarrollo y el respeto de los derechos Humanos,
 
o Ser el eje central que armonice los esfuerzos de las naciones.
 
ESTRUCTURA DE LA ONU:
 
o La Asamblea General
o El Consejo de Seguridad
o El Consejo Económico y Social (Ecosoc)
o El Consejo de Administración Fiduciario
o La Corte Internacional de Justicia
o El Secretariado General
 
 
¿POR QUÉ LAS ONG SON NECESARIAS A LA ONU?
Son una fuerza de:
o representatividad de los pueblos de la sociedad civil
o apoyo en la búsqueda de los Derechos Humanos
o promoción del desarrollo de todos y todas
o protección del Planeta
 
¿DÓNDE ESTÁN LAS ONG EN LA ESTRUCTURA DE LA ONU?
 
Están asociadas
 
o al Departamento de Información Pública (DPI)
El DPI depende del Secretariado General. Es un órgano de información sobre los asuntos tratados por la ONU. Esto favorece la integración de las ONG en los problemas y asuntos que conciernen su misión.
 
o Al Consejo Económico y Social (Ecosoc) como Organismo de carácter consultivo.
 
El Ecosoc
 
examina los asuntos internacionales de carácter económico y social y tiene un papel fundamental en la cooperación internacional para el desarrollo.
 
consulta las ONG y mantiene así, una relación vital entre la ONU y la Sociedad Civil.
 
mantiene órganos subsidiarios como: las Comisiones de los derechos Humanos, del Desarrollo Social, de la Condición de la Mujer, del Desarrollo Duradero…
 
 
En la formulación de las políticas y de las acciones en cada campo específico, las Comisiones Ecosoc dependen de la experiencia vivida en el terreno, de la visibilidad del testimonio y del aporte de las ONG que trabajan en los países en desarrollo.
 
 
¿DONDE JUEGAN UN PAPEL EN LA ONU, LAS ONG DE LAS CONGREGACIONES RELIGIOSAS?
 
Por su misión en la educación, la salud, la organización comunitaria, la preservación del medio ambiente, la emigración, la justicia, la paz, los derechos humanos, etc., las ONG de las Congregaciones Religiosas juegan un papel importante
 
 A nivel local:
· Con las personas perjudicadas
· En red, con otras ONG y organizaciones
· Acerca del Gobierno del país para que respete los acuerdos y las leyes a nivel Nacional, Internacional y de las naciones Unidas.
 
 A nivel global:
·  acerca de las diferentes sedes de la ONU, especialmente en Nueva York, Ginebra, París y Roma.
·  acerca de los Comités Preparatorios y de las Cumbres, si tienen un Estatuto consultivo en Ecosoc.
 
 A nivel sistémico: Pueden influenciar a los Delegados de los Gobiernos en la ONU para:
 
·  promover políticas equitativas
·  apoyar los proyectos equitativos
·  suscitar y establecer la igualdad de relaciones de género
·  promover el desarrollo en el respeto de los pueblos
·  promover la paz y la armonía
·  construir un mundo sostenible
 
 
Desde el año 2001, las Hermanitas de la Asunción hemos hecho un buen camino con la ONG de la Orden de S. Agustín, reconocida en el DPI de la ONU. Hemos conocido los objetivos y la organización de la ONU.
 
En 2008, reafirmamos que nuestra misión está en consonancia con los objetivos de las Naciones Unidas para los derechos, la paz y el desarrollo equitativo de los pueblos. Reconocemos también que las Naciones Unidas son un Foro importante para colaborar con muchos otros en el mundo, que comparten estos objetivos. Constatamos que es a nivel del Consejo Económico Social que los empobrecidos deben aumentar su espacio de visibilidad. En este Consejo podemos ser solidarias con las acciones de otros grupos. Esto es posible por medio de una ONG reconocida por ECOSOC.
 
 
 
Con las búsquedas emprendidas, el Secretariado Internacional Justicia y Paz ha tomado contacto con la ONG Vivat. Ha sido creada por las dos congregaciones del Verbo Divino, masculina y femenina. Vivat integra también cinco congregaciones religiosas y nos ofrece hacer un camino de integración progresiva.
 
 
Los objetivos de VIVAT son:
  • estar al servicio de las personas y de los pueblos empobrecidos y apoyar sus esfuerzos para tener más dignidad, libertad y bienestar;
 
  • promover los derechos humanos, el desarrollo equitativo, la comprensión y la armonía entre los pueblos, las culturas, las clases sociales y las religiones;
 
  • Promover la ecología duradera, proteger la biodiversidad y la preservación de la riqueza del Planeta para las futuras generaciones.
 
 
 
VIVAT es reconocida por Ecosoc. Se dispone a apoyarnos para presentar a Ecosoc, informes a partir de las realidades de nuestra misión. El Secretariado Internacional Justicia, Paz e Integridad de la Creación y nuestras hermanas de las comunidades de la Provincia de los Estados Unidos, preparan un Informe sobre la realidad de los inmigrantes en este país.
 
 
 
 
Siguiendo los pasos de Etienne Pernet y de Antoinette Fage, deseamos ser sensibles, hoy
 
§  al lugar particular de la familia en la sociedad y en el plan de Dios,
§  a la agrupación de las personas, familias y fraternidades,
§  A dar una respuesta evangélica a partir de lo cotidiano de la vida, atentas a las corrientes de nuestra época.
 
“Iréis a todas partes, porque en todas partes hay pobres…La Hermanita es misionera…tanto más porque debe vivir en medio de los pobres”. (Etienne Pernet, Com. Constituciones, 24.4.1890 y 7.6.1894)
 
“Juntas somos enviadas a los que en el mundo, no tienen ni voz ni influencia, para que nuestros actos “hablen Jesucristo”, Buena Nueva anunciada a los pobres” (RV.9)
 
Roma, Mayo de 2008
 
 
 
Secretariado Internacional Justicia, Paz e Integridad de la Creación
Hermanitas de la Asunción
Via Della Pineta Sacchetti, 55 – I 00167 Roma